Cuando quieres adquirir vivienda muchos te presentan un sinfín de opciones para su financiamiento que te confunden y no sabes si son reales o no. Por esa razón quiero que conozcas esas tres alternativas para que tengas mayor seguridad al tomar cualquier decisión.

  1. Hipotecario

Acá juega lo que se llama el 70/30; el 70% o más corresponde a la cantidad que la entidad bancaria te presta sobre el valor total de la vivienda y el 30% representa el valor de cuota inicial que pagas mes a mes según tu capacidad de pago.

Lo recomendable es que no te endeudes tanto con el banco y trata de que ese porcentaje inicial sea superior. Un dato importante de esta alternativa de financiamiento es que aquí eres el dueño de la vivienda.

  1. Leasing

Esta alternativa es 80/20; el 80% corresponde a la cantidad de dinero aportado por la entidad bancaria, este se va cancelando mes a mes en modalidad de arriendo. El 20% corresponde al valor de cuota inicial que debes pagar los primeros meses. Ten presente que cuando termines de cancelar al banco la vivienda ya puede pasar a tu nombre, ya serías el dueño de esta.

Ahora la más retadora.

  1. Contado

Si tienes la capacidad de pago para invertir en vivienda puedes pagar una cuota de pago mensual más alta y no pagar intereses a una entidad bancario